Freshwater Action Network
– grassroots influencing on water and sanitation

Urgente que se elabore un plan de acción y asignen la financiación suficiente para llevar a cabo el acceso universal a WASH en los centros sanitarios.

Aunque los países de América han avanzado en el acceso al agua segura, el saneamiento y la higiene en los últimos años, hay evidencias de que todavía persisten importantes carencias que deben subsanarse con urgencia en los centros sanitarios.

Las deficiencias en materia de WASH contribuyen a la incidencia y propagación de infecciones. Se calcula que el 15% de los pacientes desarrollan una o varias infecciones durante una estancia hospitalaria, y la sepsis provoca aproximadamente 6 millones de muertes al año. Las madres que acaban de dar a luz y los recién nacidos son especialmente vulnerables. Más de un millón de muertes al año están asociadas con nacimientos sin condiciones de limpieza, y los bebés nacidos en los hospitales de países de ingresos bajos y medianos tienen hasta 20 veces más probabilidades de desarrollar sepsis neonatal que los nacidos en hospitales de países de ingresos altos. 

 

File 2668

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conozca la carta que se enviará el día 14 de octubre a todos los paises miembros de las Naciones Unidas: 

14 de octubre de 2020

Estimados Estados miembros:

Algunas de las herramientas más eficaces con las que contamos para prevenir enfermedades son al mismo tiempo algunas de las más simples: agua limpia, saneamiento adecuado y unas buenas prácticas de higiene. Sin embargo, pese a que esta gran verdad es sobradamente conocida, muchos centros sanitarios de países de ingresos bajos y medianos no cumplen las normas básicas relativas al agua, el saneamiento y la higiene (WASH). En medio de una pandemia mundial, la COVID-19 ha reforzado la importancia fundamental de WASH para prevenir la propagación de la infección y proteger tanto a los pacientes como al personal. 

A escala mundial, 1 de cada 4 centros sanitarios carecen de servicios de agua básicos, 1 de cada 5 no cuentan con servicios de saneamiento y 2 de cada 5 carecen de suministros para la higiene de manos en los puntos de atención. Aunque los países de América han avanzado en el acceso al agua segura, el saneamiento y la higiene en los últimos años, hay evidencias de que todavía persisten importantes carencias que deben subsanarse con urgencia en los centros sanitarios.

Las deficiencias en materia de WASH contribuyen a la incidencia y propagación de infecciones. Se calcula que el 15% de los pacientes desarrollan una o varias infecciones durante una estancia hospitalaria, y la sepsis provoca aproximadamente 6 millones de muertes al año. Las madres que acaban de dar a luz y los recién nacidos son especialmente vulnerables. Más de un millón de muertes al año están asociadas con nacimientos sin condiciones de limpieza, y los bebés nacidos en los hospitales de países de ingresos bajos y medianos tienen hasta 20 veces más probabilidades de desarrollar sepsis neonatal que los nacidos en hospitales de países de ingresos altos. 

En 2018, el Secretario General de las Naciones Unidas hizo un llamamiento mundial a la acción para mejorar los servicios de WASH en todos los centros sanitarios, y la OMS y UNICEF lideran una respuesta y un plan de acción coordinados. En la actualidad, los países de América están mostrando su liderazgo y su apoyo para garantizar que los centros sanitarios son capaces de proporcionar atención segura y de calidad y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Desde la puesta en marcha de los ODS, en los últimos cinco años se ha ganado un importante impulso. No obstante, entre las dificultades que persisten se incluyen la mala coordinación entre los sectores de WASH y sanitario, la falta de voluntad política y de financiación, además de una infraestructura y unas prácticas y capacitación de los trabajadores sanitarios inadecuadas al nivel de los centros. 

Solicitamos a los Estados miembros y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS): 

  • que cumplan las recomendaciones que se recogen en la Resolución de la Asamblea Mundial de la Salud sobre agua, saneamiento e higiene en los centros sanitarios (WHA72.7), así como la Resolución del Consejo Directivo de la OPS «Estrategia y plan de acción para mejorar la calidad de la atención en la prestación de servicios de salud 2020-2025» (documento CD57.R13);

  • que se aseguren de que ambas resoluciones y el progreso a escala nacional abordan las desigualdades en servicios de WASH, y se centran en aquellas áreas en que las necesidades en este ámbito son mayores; 

  • que garanticen que todas las medidas dan prioridad a las necesidades específicas de las personas en mayor situación de riesgo a causa de unos servicios de WASH inadecuados, especialmente las mujeres embarazadas, los recién nacidos, las personas con discapacidad, las personas gravemente enfermas y las poblaciones marginadas, además de los trabajadores de la salud;

  • que desarrollen planes de acción nacionales a fin de diseñar, implementar y vigilar adecuadamente los servicios de WASH en centros sanitarios, incluidos planes de sostenibilidad a largo plazo.

Reconocemos que estos pasos requieren un compromiso financiero. Solicitamos a los gobiernos que, en colaboración con las principales partes interesadas e instituciones financieras, elaboren un plan de acción y asignen la financiación suficiente para llevarlo a cabo. 

Es posible lograr el acceso universal a WASH en los centros sanitarios mediante un liderazgo firme, la actuación intersectorial y el refuerzo de los sistemas. Los abajo firmantes respaldamos la respuesta al llamamiento a la acción en América Latina y el Caribe del Secretario General de las Naciones Unidas a través de las medidas impulsadas por los países a fin de garantizar servicios básicos de WASH en los centros sanitarios para todos.